¡HOLA!


ANÍMATE MIENTRAS ME VISITAS, RELÁJATE Y ESCUCHA

sábado, 13 de marzo de 2010

para alguien tan bueno






MI PADRE.

Yo tengo en el hogar un soberano,

único a quien venera el alma mía;

es su corona de cabello cano,

la honra su ley y la virtud su guía.

En lentas horas de miseria y duelo,

lleno de firme y varonil constancia,

guarda la fe de que me habló el cielo

en las horas primeras de mi infancia.

La amarga prescripción y la tristeza

en su alma abrieron incurable herida,

es un anciano y lleva en la cabeza

el polvo del camino de la vida.

Ve del mundo las fieras tempestades,

de la suerte las horas desgraciadas,

y pasa, como Cristo el Tiberíades,

de pie sobre las ondas encrespadas.

Seca su llanto, calla sus dolores,

y sólo en el deber sus ojos fijos,

recoge espinas y derrama flores

sobre la senda que trazó a sus hijos.

Me ha dicho: "A quien es bueno, la amargura

jamás en llanto sus mejillas moja;

en el mundo, la flor de la ventura

al más ligero soplo se deshoja.

Haz el bien sin temer el sacrificio;

el hombre ha de luchar sereno y fuerte,

y halla quien odia la maldad y el vicio

un tálamo de rosas en la muerte.

Si eres pobre, confórmate y sé bueno;

si eres rico, protege al desgraciado,

y lo mismo en tu hogar que en el ajeno

guarda tu honor para vivir honrado.

Ama la libertad: libre es el hombre

y su juez más severo es la conciencia;

tanto como tu honor guarda tu nombre,

pues mi nombre y mi honor forman tu herencia".

Este código augusto en mi alma pudo,

desde que lo escuché, quedar grabado;

en todas las tormentas fue mi escudo,

de todas las borrascas me ha salvado.

Mi padre tiene en su mirar sereno

reflejo fiel de su conciencia honrada.

¡Cuánto consejo cariñoso y bueno

sorprendo en el fulgor de su mirada
!.

------Gifs Animados - Imagenes Animadas

-----

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hola Reina!, Qué cosa más bonita le dices a tu padre, fíjate que si no fuera por que lo leo aquí, bien se pudiera decir lo mismo del mio, cuantas cosas que me enseñó no supe ver y ahora con el tiempo caigo en la cuenta, no me enseñó con método ni con libro pero ahora se entienden muchas cosas que debían ser como decía y no como yo quería.

Sólo espero que un ya lejano día mi hijo vea en mí la quinta parte que yo ahora veo en mi padre, porque con tan solo eso, ¡Servido queda!.

Ánimos para ti y los tuyos. Vendrán días mejores, yo sé que vendrán.

perolo.

Nombre: Perolo dijo...

¡Ande andas... chacha!

Isabel dijo...

WWoooooWWW!!!! preciosa entrada te sigo y volvere a visitarte....Gracias por seguirme en mi blog Un abrazo.

José Luis Hernández Zurdo dijo...

Tienes la virtud de conocerlo de vivirlo, tienes el anhelo vivo de tenerle, de escuchar su voz de mirarte en él y demostrar con ello el sentimiento de amor y cariño, el que tu demuestras por tu padre, hay de aquellos que por desgracia no tuvimos tanta suerte, ni siquiera el recuerdo de añorarles, que mal reparten las cartas en esta vida, aunque yo me alegro y mucho de la suerte que tuviste en ese reparto y tener la virtud de disfrutarle.
Se puede sentir un sentimiento pero tener tanta claridad para expresarte, pocos como tu AMIGA CERROJA, que quieran desgarrar su alma para compartir con todo el mudo esta tu bella y emocionante alegoría al ser más querido… TU PADRE, sin menos cavo de tu madre. Un abrazo si…eso